Parásitos Externos

Información de los parásitos que pueden afectar a nuestra mascota.

Pulgas

PulgaLas pulgas son pequeños parásitos de color café oscuro que habitan entre el pelaje del perro y otros animales. Son tan pequeñas y rápidas que es difícil detectarlas, pero es fácil detectar su excremento.

Las pulgas son insectos pequeños (de 1,5 a 3,3 mm de largo) sin alas, muy ágiles, de color generalmente oscuro (por ejemplo, la pulga de los gatos es de color rojizo-parduzco), que cuentan con un mecanismo bucal de tubos especialmente adaptado para poder alimentarse de la sangre de sus huéspedes. Tienen el cuerpo comprimido lateralmente, lo que les permite desplazarse con facilidad entre los pelos o plumas del huésped. Tienen las patas largas y las traseras están adaptadas para el salto, que puede ser de hasta 18 cm en dirección vertical y 33 cm en dirección horizontal. Esto representa una distancia de hasta 200 veces su propia longitud, lo que convierte a las pulgas en el mejor saltador entre los animales en relación con su tamaño corporal. El cuerpo de la pulga es duro, pulido, y está cubierto con muchos pelos y espinas cortas dirigidas hacia atrás. Esta característica les asegura un tránsito fluido entre los cabellos del huésped. La dureza de su cuerpo les permite soportar grandes presiones, incluso la ejercida por los dedos humanos.

Este insecto, al igual que la mayoría de los de su especie, se desarrolla a través de un proceso que consiste en varios estadios: huevo, larva, pupa y adulto. Este ciclo puede durar entre dos semanas y ocho meses dependiendo de las condiciones de temperatura, humedad, el alimento que posea y la especie a la que pertenezca. Normalmente, después de alimentarse de sangre, la pulga se encarga de depositar sus huevos. Una pulga a lo largo de toda su vida puede llegar a depositar hasta 600 huevos, dejando entre 15 y 20 por día. Los huevos depositados en el animal quedan en el pelaje del mismo y caen en los lugares donde el animal descansa. Los huevos se abren entre dos días y dos semanas, después, pasan al estadio de larvas. Las larvas son ciegas y mudan tres veces su capa exterior antes de pasar al siguiente estadio. Desde que se convierte en larva hasta que pasa a pupa, pueden pasar entre una semana y varios meses. Su alimento en esta etapa consiste en las heces de las pulgas adultas, piel, pelo y residuos orgánicos. Las pulgas maduran al estadio de adultos conservándose dentro de un capullo de seda que ellas mismas tejen, permitiendoles así, la adherencia exterior a los pelos de los animales, piel, etc. Entre los cinco y los quince días siguientes emergen las pulgas adultas.

Las pulgas se desarrollan en climas cálidos y húmedos, por lo que pueden representar un problema estacional o permanente, según cuál sea el clima en el que vivas.

La picadura se caracteriza por un punto en el centro, seguido de una zona próxima al centro que se inflama y se pone colorada (producto de la saliva de la pulga) y puede haber varias picaduras una muy cerca de otra. Esto se debe a que la pulga salta de un lugar a otro y vuelve a alimentarse desde otro lugar. Las pulgas no dependen de un sólo huésped sino que pueden ir de un huésped a otro con mucha facilidad desplazándose a través del salto. 

 Las pulgas viven en zonas cercanas a sus huéspedes: en el polvo, en la basura, en las reanuras del suelo o de las paredes, en las alfombras, etc. Además pueden sobrevivir un largo tiempo sin necesidad de alimentarse.

Las pulgas chupan la sangre del huésped y, al hacer esto, pueden transmitirle enfermedades contagiosas. Además, los animales que presentan una infestación masiva de pulgas pueden llegar a tener anemia. 

La saliva de la pulga también puede producir dermatitis alérgica en algunos animales, haciendo que se rasquen excesivamente y mordiendose con frecuencia las zonas más afectadas, llegando incluso, a perder pelo y causarse heridas en si mismos provocando una infección secundaria oportunista.

Los síntomas por pulga se caracteriza por:

  • Rascado y Picor (Prurito) con las lesiones típicas: Formación de rojeces (Eritemas), ampollas pequeñas llenas de líquido (Vesículas) y costras.
  • Pérdida de pelo en zonas localizadas debido al incesante rascado y mordida en la zona afectada.
  • Excrementos de pulgas: Pequeños puntitos negros en la piel o en el pelo de tu mascota.
 

Con el champú adecuado se puede eliminar este indeseable parásito y se puede prevenir con productos antiparasitarios como collares, pipetas, sprays, ... 

 

Piojos

PiojoEl piojo es un animal pequeño que no supera los 3 mm de tamaño, de cabeza triangular y no posee alas. También se le conoce como “caspa andante” porque se asemeja con pequeñas partículas de caspa amarillenta pero que se mueven, es un parásito que se observa con muy poca frecuéncia. A menudo hay que inspeccionar profundamente el pelaje hasta la piel para descubrirlos.

Los piojos viven en la superficie del animal hospedador, entre el pelaje donde pasan toda la vida. Son parásitos que no tienen fases de desarrollo fuera del hospedador, si lo abandonan solo sobreviven unos días.

Los huevos de los piojos, se llaman liendres y miden aprox. 1 mm, están pegados a los pelos y son de color blanquecino.

El ciclo de vida de los piojos se cumple sobre el hospedador, las hembras depositan los huevos o liendres adheridos a los pelos mediante un cemento, los piojos juveniles que emergen del huevo son pequeñas réplicas de los piojos adultos ya que la metamorfosis es simple. Las hembras pueden albergar un huevo en su interior a lo sumo dos. El ciclo dura alrededor de tres semanas. Los piojos son criaturas cautelosas y conservadoras, sólo abandonan un pelo cuando alcanzan otro y se trasmiten de hospedador a hospedador a través de puentes de pelos. Los adultos viven de 2 a 3 meses.

Los piojos se transmiten por contacto de un animal a otro, no mediante otros vectores como moscas o mosquitos. Tampoco saltan de una mascota a otra, como hace la pulga. Ni esperan al acecho a que pase un animal, como la garrapata. Por lo cual, son menos infectivos. Pueden transmitir algunas enfermedades a las mascotas, pero no contagia de ellas a los seres humanos. Tienen mayor actividad en los meses de invierno.

Los Síntomas por piojo se caracteriza por:

  • Rascado y Picor (Prurito) con las lesiones típicas: Formación de rojeces (Eritemas), ampollas pequeñas llenas de líquido (Vesículas) y costras. Se pueden formar también pústulas en caso de contaminación bacteriana secundaria oportunista.
  • Bajo rendimiento productivo: Come menos y no esta tan activo debido a la irritación y el estrés, especialmente en animales jóvenes, viejos y los inmunológicamente comprometidos.

Con el champú adecuado se puede eliminar este indeseable parásito y se puede prevenir las picaduras de piojos con productos antiparasitarios como collares, pipetas, sprays, ...
 
 

Mosquitos

Transmiten enfermedades tanto a humanos como a animales.     

  • Leishmaniosis

Mosquito Flebotomo La enfermedad se transmite a través de un mosquito,  llamado flebotomo (Phlebotomus). De ahí que, si hay  mosquitos, hay riesgo de contagio. La temporada de peligro  comienza con el calor,  normalmente en mayo y finaliza en  septiembre u octubre si se prolonga el verano. Durante el  invierno los mosquitos permanecen en estado de larvas  cuaternarias y son inofensivas. En las zonas más cálidas  de España encontramos mosquitos prácticamente todo el  año y por consecuencia el peligro existe todo el año.

 La enfermedad se propaga entre los perros cuando la hembra del mosquito  pica a un perro infectado de Leishmania, lo mantiene en su aparato  digestivo, y el parásito sufre allí una serie de transformaciones, que  demoran de 4 a 20 días, para así ese mosquito cuando pique a otro perro,  contagiarlo.

Mosquito Flebotomo El primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo  alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va  avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. Son  habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y en las  patas, en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo al  tumbarse o sentarse. Cuando el cuadro se vuelve crónico, este se  complica observándose en muchos casos síntomas relacionados con  insuficiencia renal.

La leishmaniosis es una enfermedad que causa la muerte a la mayoría de los perros afectados por ella y que no reciben tratamiento y vigilancia posterior. Si su perro no recibe protección alguna, el riesgo de contagio varia de un 3% a 18% según la zona. El riesgo siempre aumenta si su perro permanece en zonas más rurales y periurbanas, en regiones cálidas del país y si está fuera de casa al anochecer.

El período de incubación puede variar entre 3 meses y 18 meses. De forma excepcional, la enfermedad puede permanecer en latencia durante varios años. Algunos perros son resistentes y, aunque reciban picaduras de los flebotomos, nunca mostrarán síntomas de la enfermedad siempre y cuando estén correctamente alimentados y no estén sometidos a estrés. Esta resistencia, probablemente, está determinada genéticamente.

La leishmaniosis canina se puede tratar, pero no curar. El tratamiento solamente suprime los síntomas y no impedirá que tu perro tenga una recaída posterior. Un tratamiento puede durar varias semanas, pero el parásito siempre permanecerá en el perro. Hasta el final de la vida del perro, periódicamente los síntomas pueden volver a aparecer y se tiene que repetir el tratamiento.

En ocasiones, la enfermedad puede llegar a ser muy grave y el desenlace final puede ser trágico: el sacrificio del animal.

Si el animal ha sido infectado, los síntomas pueden tardar largo tiempo en aparecer, es probable que pasen incluso años. En cuanto aparezcan los síntomas, deberemos poner en tratamiento al perro. La rapidez de reacción aumentará las posibilidades de éxito de la medicación. Es importante realizar un análisis anual a nuestra mascota para ver si ha contraído la enfermedad, así se podrán tomar medidas de forma más rápida.

Los signos clínicos que presenta un perro afectado por Leshmaniosis son:

  • Anorexia, adelgazamiento, depresión.
  • Zonas sin pelo y con intensa caspa, sobre todo en la cara y extremidades anteriores, ulceras recurrentes en la piel.
  • Hemorragias nasales.
  • Fiebre que no responde al tratamiento habitual.
  • Aumento del tamaño de los ganglios externos.
  • Cojeras intermitentes que no responden a tratamientos habituales.
  • Diarreas crónicas.
  • Lesiones inflamatorias oculares.

 

  • Gusano del Corazón

Gusano del Corazón La Enfermedad del Gusano del Corazón o Filariosis  Canina (Dirofilaria immitis) es un serio proceso  parasitario transmitido por mosquitos y producido por  un gusano delgado, de color blanco, que puede medir  más de 30 cm de longitud que vive en el lado derecho  del corazón y vasos sanguíneos pulmonares. Las larvas  penetran en el perro por la picadura del mosquito  infectado, realizan una migración subcutánea  torácica. Los preadultos tienen una gran movilidad y  capacidad de penetración en los distintos tejidos,  siendo frecuentes las localizaciones en bazo, cámara  anterior del ojo, arterias del cerebro y arterias de las  extremidades posteriores. Estos parásitos, que miden  2-3 cm, llegan al corazón por penetración en circulación venosa y pasan a las arterias pulmonares, donde asientan definitivamente.

Cuando la infección es muy elevada, también pueden localizarse en el ventrículo y la aurícula derecha, en la vena cava y hepática. Después de tres meses aproximadamente, alcanzan la madurez sexual. Los adultos pueden vivir entre 5 y 7 años. Las microfilarias sobreviven de nutrientes que roba desde la circulación sanguínea del perro tienen gran capacidad de migrar y se ha demostrado su paso a través de la placenta. El Gusano del Corazón puede crecer hasta una longitud de 15-30 centímetros y en una infección extrema se pueden encontrar más de cien individuos en un solo perro.

La acumulación de gusanos adultos en el corazón puede obstruir el flujo de sangre y causar daños al corazón, pulmones e hígado. Puede producirse un edema pulmonar que dificulte la respiración del perro. En algunos casos, el daño a órganos internos puede ser tan intenso que puede causar la muerte del animal

Los mosquitos transmiten la infección del Gusano del Corazón de perros infectados a perros sanos. Dentro de un perro infectado, la hembra del Gusano del Corazón produce crías microfilarias que circulan por la sangre. Cuando un mosquito pica al perro, ingiere estos gusanos inmaduros conjuntamente con la sangre.

Durante las próximas 2-3 semanas, los gusanos inmaduros se desarrollan a larvas infectantes y se transmiten a otros perros cuando el mosquito se alimenta nuevamente. Una vez dentro del perro, las larvas se siguen desarrollando, emigrando finalmente al corazón donde maduran y, a la vez, comienzan a producir gusanos inmaduros. Un solo perro puede llegar a ser fácilmente la fuente de infección para la totalidad de la zona. Cada perro expuesto a los mosquitos infectados corre un gran peligro.

Desgraciadamente, la Enfermedad de Gusano del Corazón infringe muchos de sus daños antes de que aparezcan síntomas visibles. Cuando los síntomas llegan a ser evidentes, la enfermedad suele estar ya muy avanzada y el daño a los órganos internos puede ser irreversible. Un perro con un estado avanzado de la Enfermedad del Gusano del Corazón puede desarrollar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Problemas para respirar.
  • Hipertensión Pulmonar: Tos blanda crónica, disnea y una menor tolerancia al ejercicio.
  • Cansancio y apatía.
  • Según se agrava la enfermedad: Síncopes, hemoptisis y pérdida de peso, aún con buen apetito.
  • Hemorragias nasales.
  • Epístaxis: Asociada a trombocitopenia puede presentarse en perros con enfermedad arterial pulmonar grave y complicaciones tromboembólicas.
  • Mareos y desmayos.

 Puedes prevenir las picaduras de mosquitos a tu mascota con productos antiparasitarios como collares, pipetas, sprays, ...

 

Garrapatas

GarrapataLas garrapatas son parásitos succionadores de sangre y por consiguiente parásitos de los animales domésticos, silvestres y el ser humano. Son de aparición en épocas calurosas y las más comunes en los perros generándoles muchas enfermedades e incluso ocasionar la muerte. La especie de garrapata más común en el perro es la Rhipicephalus Sanguineus.

GarrapataLas garrapatas responden exclusivamente a una combinación adecuada de temperatura, humedad, horas e intensidad de luz. Cuando esta combinación aparece las garrapatas se desarrollan más rápidamente y su mortalidad es menor, a medida que estas condiciones fallan su desarrollo y vitalidad es menor. Las cantidad y aumento progresivo de horas de luz son muy importantes en el ciclo y desarrollo las garrapatas. Según aumentan las horas de luz al día se estimula su actividad, por eso, la primavera y el otoño suelen ser las épocas más importantes en la infestación por garrapatas, pues presenta una combinación óptima de temperatura, humedad y horas de luz.

GarrapataEl ciclo evolutivo de la garrapata presenta, además de huevos, tres estadios: larvas, ninfas y adultos, lo que significa que cada estadio debe alimentarse en un animal para luego caer al suelo. Es por eso que se le denomina “garrapatas de tres huéspedes”.

La hembra adulta después de alimentarse abandona al hospedador y en el transcurso de cuatro o cinco días pone de 2000 a 4000 huevos, estos evolucionan en un periodo de 17 y 30 días, es necesario que pase un perro para que la larva, suba, se alimenta tres o cuatro días y baje al suelo, paredes, escombros, etc, se Garrapatatransforma en metalarva y luego a ninfa, aquí busca al segundo huésped, sube y se alimenta tres o cuatro días y baja nuevamente, mudan a metaninfas donde se diferencian en machos y hembras, buscan al tercer huésped, suben, se alimenta durante cinco o seis días se produce la copula y abandona al huésped, esta es la hembra que baja y pone huevos, reiniciando el ciclo, el cual dura en total dos y tres meses depende de los estadios móviles, es decir larvas, ninfas y adultos, que pueden tener largos periodos de supervivencia sin alimentarse.

GarrapataEn el caso de la Rhipicephalus Sanguineus, pueden sobrevivir 1, 6 y 19 meses respectivamente. Las características del ciclo de vida de las garrapatas le permiten diseminarse muy rápido y mantenerse por mucho tiempo en un lugar aún en ausencia de animales.

La presencia de una sola garrapata es sinónimo de posibilidad de transmisión de enfermedades graves al animal y a la familia con la que convive, ya que producen a lesiones en el hospedador por medio de diferentes mecanismos como son:

  • Mecánicos: producidos por la acción de las piezas bucales sobre la piel del huésped.
  • Tóxicos: producidos por los componentes enzimáticos de la saliva de la garrapata y determinadas neurotóxinas que pueden producir parálisis flácidas.
  • Expoliativas: pueden causar anemia y debilitamiento.
  • Inoculativa: ya que son vectores de enfermedades como: protozoos y bacterias.

GarrapataLas garrapatas se fijan en la piel del animal, donde permanecen fuertemente aferradas mientras chupan su sangre, perforan la piel del perro en aquellas zonas en las que es más fina (en los pliegues del abdomen, orejas, espacios entre los dedos), y le pueden inocular un hemoparasito en caso de estar infectada.

Las infestaciones por garrapatas son responsables de lesiones en la piel, como la alergia a su picadura o la producción de granulomas, que son los nódulos que aparecen y permanecen durante mucho tiempo después de quitarlas. También puede aparecer parálisis, por alteraciones neurológicas o infecciones bacterianas; produce un estado anémico, debilidad y enflaquecimiento progresivo, por la acción de la picadura y la saliva irritativa que expulsa el parásito, lesiona la piel produciendo dermatitis nodulares, también producen trastornos neuromusculares que, en algunos casos provoca parálisis producida por la garrapata.

Son parásitos relativamente grandes y fáciles de ver cuando están sobre el animal. También es posible sentirlas cuando se acaricia a un perro que tiene garrapatas. Sin embargo, no es tan fácil eliminar las garrapatas porque también pueden estar presentes, escondidas en muebles, mantas, rajas en suelos o paredes, etc. También se pueden encontrar en los jardines, árboles, hojarasca y, en general, en zonas boscosas.

Las garrapatas son parásitos peligrosos que pueden transmitir enfermedades muy serias, tanto a los perros y gatos como a las personas.

Puedes prevenir las picaduras de garrapatas a tu mascota con productos antiparasitarios como collares, pipetas, sprays, ...

 

Sarna Canina

La Sarna es una enfermedad infecciosa de la piel producida por ácaros microscópicos que atacan a los perros. Existen dos tipos de sarnas en los canes, la sarna sarcóptica y la sarna demodécica.

Sarna Sarcóptica

Sarna Sarcóptica La sarna sarcóptica es producida por el ácaro microscópico  Sarcoptes scabiei de la misma familia que el de la sarna felina,  aunque cada uno es específico para una especie y es muy raro el  contagio entre perros y gatos. Sin embargo pueden afectar a otra  especie durante un corto tiempo en forma leve (incluidas las  personas).

 Estos ácaros hacen todo su ciclo de vida sobre el animal,  depositando sus huevos en galerías que cavan bajo la piel. Nunca bajan al suelo, de hecho no logran sobrevivir más que unos pocos días en el ambiente fuera de su huésped porque mueren por efecto de la desecación.

Los ácaros prefieren las zonas del cuerpo que tienen poco pelo, por lo tanto prefieren las zonas bajas del cuerpo. Los primeros sitios afectados son las orejas y los codos. La enfermedad se extiende a otras partes del cuerpo cuando el pelo se va perdiendo por el rascado constante.

Las primeras lesiones son pápulas (granos) costrosas, rojizas, que causan mucho picor (prurito). Tienen costras amarillentas espesas, y el rascado constante provoca heridas diversas en poco tiempo. El perro se nota muy molesto y no logra descansar; las lesiones pican más cuando la piel está más caliente, como en el interior de la casa o cerca de una estufa.

En los casos crónicos la piel se engrosa y se oscurece por la inflamación, son muy frecuentes las infecciones. Algunos perros muy acicalados presentan una rara forma de sarna oculta. Los baños frecuentes limpian la piel de costras y escamas y eliminan muchos ácaros, por lo que solo permanecen en el cuerpo los suficientes para generar algo de prurito. El perro se rasca, pero sin provocarse heridas; frecuentemente se diagnostica como una alergia y se trata con corticoides, pero sin resultado positivo.

Sarna Demodécica

Sarna Demodécica La sarna demodécica o demodicosis es producida por  el Demodex canis, llamado también ácaro de los folículos por  encontrarse localizado con su cabeza dirigida hacia el fondo  del folículo piloso, en la proximidad de la raíz del pelo; parece  una hoja de laurel, tiene la cabeza en forma de lira o  herradura, 4 pares de patas en el tórax en forma de muñones  con 3 miembros articulados y 2 uñas, abdomen largo, afilado y  estirado transversalmente.

 Ataca con predilección las partes del cuerpo revestidas de piel fina y desprovista de pelo, el labio superior y los párpados son generalmente los puntos de partida de la enfermedad que se propaga hacia la zona dorsal de la nariz, la frente y las orejas sin afectar sus puntas a diferencia de la sarna sarcóptica y luego hacia el cuello, el pecho, los costados, regiones inguinales y pliegues articulares de las extremidades.

Los animales afectados despiden un olor repulsivo, semejante al de los ratones y no hay prurito o es débil. La demodicosis es la dermatosis más grave para la especie canina. Se trata en efecto de una enfermedad tenaz, recidivante y por las formas generalizadas y supurativas, incurable.

El ácaro se transmite por contacto de un animal a otro, incluso puede contagiarse al ser humano. El parasitismo no está ligado a la producción de alteraciones patológicas, pues los ácaros pueden encontrarse también en animales aparentemente sanos. Una población de Demodex canis en la piel de perros está bajo control inmunológico. La mayoría de los perros tienen una pequeña cantidad de estos en sus folículos pilosos sin mostrar signos de la enfermedad y para que se establezca la misma es una condición previa esencial el que exista una disminución de la resistencia natural. Como factores debilitantes para el perro, sobre todo en el primer año de vida, intervienen:

  • Los cambios de dentición.
  • El desarrollo rápido.
  • La nutrición inadecuada o insuficiente.
  • Las deficiencias vitamínicas y minerales.
  • Cambio o muda del pelaje.
  • Las enfermedades recién curadas o coexistentes.
  • Un exceso de cuidados de la piel ya sea por lavados excesivos y muy frecuentes o los realizados con productos no adecuados e irritantes.
 

Tipos de sarna demodécica


  • Sarna escamosa o roja. La piel se enrojece y se inflama, se vuelve escamosa y se cae el pelo, luego toma una coloración azul verdoso y cobrizo.
 
  • Sarna pustular. No es más que una complicación de la anterior, al presentarse la infección con bacterias, generalmente staphilococos, pudiendo formarse pústulas sépticas o grandes abscesos.
 

Con el champú adecuado se pueden eliminar estos indeseables parásitos. 

Existen diferentes productos para proteger a tu mascota… utilízalos!

                    ...“Más vale prevenir que curar…”